Santísima Trinidad

Gloria al Padre, gloria al Hijo y gloria al Espíritu Santo, como era en un principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Sagrada Familia

Jesús, José y María os doy el corazón y el alma mía.

Sagrado Corazón De Jesús

Sagrado Corazón De Jesús, en vos confío.

Inmaculado Corazón De María

Inmaculado Corazón de María, sed la salvación del alma mía.

Espíritu Santo

Espíritu Santo, ilumíname y santifícame.

domingo, 29 de abril de 2018

Los Caminos De Este Mundo - Cantos

Los Caminos De Este Mundo

Los caminos de este mundo
son caminos de amistad
siempre hay alguien que te quiera
con cariño de verdad

Y cantan los prados,
cantan las flores,
con armoniosa voz,
y mientras que cantan
prados y flores,
yo soy feliz pensando en Dios

Los caminos de este mundo
nos conducen con amor,
hacia el cielo prometido
donde siempre brilla el sol

Y cantan los prados,
cantan las flores,
con armoniosa voz,
y mientras que cantan
prados y flores,
yo soy feliz pensando en Dios

Los caminos de este mundo
enlazados juntos van
entre penas y alegrías
hasta el cielo llegarán

Y cantan los prados,
cantan las flores,
con armoniosa voz,
y mientras que cantan
prados y flores,
yo soy feliz pensando en Dios

 Los caminos de esta vida
te conducen de verdad
el buen Dios que te convida
a entrar en su eternidad

sábado, 28 de abril de 2018

La Santa Misa - Catequesis

La Santa Misa

¿Por qué es tan importante ir a la Santa Misa?

Es muy importante ir a la Santa Misa porque participar en la Misa vale lo mismo que haber asistido a la Última Cena de Nuestro Señor o haber estado en el Calvario cuando murió Jesús.

¿Qué favores obtiene el que participa en la Misa?

Quien participa en la Misa obtiene cinco beneficios:

  1. Se le perdonan muchos pecados.
  2. Se le aumenta el premio para el cielo.
  3. Obtiene muchos favores que necesita.
  4. Hace descansar a las Almas del Purgatorio.
  5. Escucha la palabra de Dios que lo vuelve mejor.

¿Pecan los que culpablemente no asisten a Misa el domingo?

Los que culpablemente no asisten a la Misa el domingo pecan porque faltan a la obligación grave que tiene todo católico de adorar a Dios públicamente, como Él lo manda por medio de la Santa Madre Iglesia.

viernes, 27 de abril de 2018

Cuarentena En Honor A San Judas Tadeo

San Judas Tadeo

En honor de San Judas Tadeo, para alivio de las más graves tribulaciones.

Advertencia

onsiste esta devoción en visitar al Santo Apóstol, donde se venera su imagen, por espacio de cuarenta días, rezando el primer día un Padrenuestro; el segundo día, dos; el tercero, tres; y así sucesivamente, hasta los cuarenta. Es muy laudable confesar y comulgar con frecuencia. Se reza la cuarentena de la manera siguiente:

Por la señal, etc...

Acto de contrición.

Oración Inicial

Glorioso Apóstol San Judas Tadeo, mi amorosísimo padre y abogado, tú que gozas de tanto poder ante la Divina Majestad, muévete a piedad del estado en que me encuentro, y presenta al Señor mi petición, para que Él, en vista de tus méritos, me conceda la gracia que tanto necesito, siempre que contribuya a la mayor gloria de Dios y provecho de mi alma. Así sea.

Glorioso Apóstol San Judas Tadeo, abogado de los casos desesperados, ruega por nosotros.

(Aquí se reza el Padrenuestro o Padrenuestros que correspondan, pidiendo con viva fe la gracia que se desea alcanzar, y se termina con la siguiente oración).

Oración Final

Poderoso Apóstol San Judas Tadeo: al terminar estas visitas que confiadamente he venido practicando ante tu venerada imagen, para lograr del Señor por tu intercesión el favor que te he pedido, si me conviene, te suplico tengas compasión de mí, y en retorno de mis devotas salutaciones me consigas de la Divina Clemencia cuanto sea conducente al bien de mi alma y a mi salud temporal y eterna. Así sea.

jueves, 26 de abril de 2018

Santo Domingo Savio

Santo Domingo Savio

(2 abril 1842 - 9 marzo 1857)

Nació es San Giovanni Da Riva, Reino De Cerdeña. 

El mejor alumno de San Juan Bosco en el oratorio de San Francisco de Sales. 

Lema: "Prefiero morir antes que pecar".

Frase Preferida: "Nosotros demostramos nuestra santidad estando siempre alegres".

Murió en Mondonio, Reino de Cerdeña, diciendo: "Qué cosas tan hermosas veo". Iba a cumplir 15 años tres semanas después de su muerte. Después de muerto se apareció a San Juan Bosco y le dijo: "Lo que más me consoló a la hora de la muerte fue la presencia de la Madre de Dios. Recomiende a todos que le recen mucho y con gran fe".

Es Patrono de los estudiantes y de los cantores, y "las mamás le tienen mucha fe" para dar a luz sin molestias ni peligros.

Oración

Oh, Domingo Savio, que pasaste tu vida dando buen ejemplo y haciendo favores a los demás, y que después de muerto has hecho tantos milagros: Te pedimos que nos des un gran amor de Dios y del prójimo y que nos obtengas del Señor esta gracia especial que estamos necesitando (Pedir la gracia...). Pero que siempre se haga en todo la Voluntad de Dios. Amén.

miércoles, 25 de abril de 2018

Avemaria

La Virgen Maria

(La oración que más le agrada a la Virgen porque se la compuso el mismo Dios y se recitó un arcángel).

Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es Contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

martes, 24 de abril de 2018

Martes En Honor De San Martin De Porres

San Martin De Porres

Acto De Contrición

Señor Dios Todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, Creador, ordenador y conservador del Universo, a quien el mundo canta lleno de perfecciones infinitas y a quien el hombre invoca como a su bienhechor, como a su padre y amigo generoso: permitidme que, postrado ante vuestra soberana presencia y lleno del más profundo respeto, al considerar vuestra grandeza y majestad, eleve mi espíritu hasta Vos, para implorar vuestra asistencia en mis necesidades, vuestro consuelo en mis aflicciones, vuestra fortaleza en mis peligros y vuestra gracia en todos los instantes de mi vida.

Lleno de dolor y arrepentimiento por razón de haberos ofendido, digo, Señor, que me pesa de haber pecado por haber pecado contra Vos. Mirad la compunción de mi corazón y , juzgándome por la necesidad de mi oración, atended a mi llamamiento, venid en mi auxilio, sed mi guía y amparo, oid mi plegaria y llenadme de la inmensidad de vuestra gloria, para que ahora, y en todos los días de mi vida, pueda ofreceros suempre un corazón puro y ua conciencia sin mancha, hasta la hora de mi muerte, e que vaya a gozar de vuestra celestial felicidad por eternidades en la gloria. Amén.

Oración

Dignísimo Redentor mío Jesús, por mi amor humanado, crucificado y muerto, y por mi amor inmolado de nyevo diariamente en el sacrificio de los altares; yo el más indigno de los hijos que habéis rescatado con vuestra sangre y predestinado para la bienaventuranza eterna, os pido que me deis gracia para conocer vuestros caminos y para seguir el sendero de las virtudes cristianas, por el cual han marchado tantos siervos vuestros, que hoy forman la corona de vuestra gloria, y son los abogados de los hombres en sus necesidades, y los que os presentan sus oraciones pidiéndoos derraméis vuestros favores a manos llenas.

Por los méritos de vuestra Santísima Madre María, mi Reina y Señora, por los del glorioso Patriarca señor San José, por los de vuestros Santos Apóstoles, Patriarcas, Doctores, Mártires, Vírgenes, Confesores y muy especialmente por los de vuestro siervo, el humildísimo San Martín de Porres, Apóstol de América y gloria de la Religión Dominicana, en cuyo obsequio os dirijo este Ejercicio, alcanzadme la gracia santificante y el don de vuestro perfecto amor para que imitando vuestras virtudes sea contado en el número de los escogidos que con una sola voz os cantan: Santo, Santo, Santo. Amén.

Padrenuestro, Avemaría, Gloria y Credo

Magnificat Cántico De La Santísima Virgen

Glorifica mi alma al Señor, y mi espíritu está transportado de gozo en Dios mi Salvador.

Porque ha puesto sus ojos en la bajeza de su esclava escogiéndome por Madre de su Hijo; por tanto ya desde ahora me llamarán bienaventurada todas las generaciones.

Y cuya misericordia se extiende de generación en generación a todos los que le temen.

Porque ha hecho en mí cosas grandes el Todopoderoso cuyo nombre es santo.

Dijo muestras grandes del sublime poder de su brazo; desbarató los proyectos que allá en su corazón meditaban los soberbios.

Derribó del soliio a los poderosos y ensalzó a los humildes.

Colmó de bienes a los menesterosos y hambrientos, y a los ricos despidió sin nada.

Acogió a Israel su siervo, acordándose de su misericordia.

Según lo prometió a nuestros padres, Abraham y a sus descendientes, por los siglos de los siglos.

Se finaliza con un Gloria

lunes, 23 de abril de 2018

Novena A Jose Gregoio Hernandez El Siervo De Dios

Siervo Jose Gregorio Hernandez

Oración Para Todos Los Días

Oh, Trinidad amabilísima, en Vos creo, en Vos espero, os amo con todo mi corazón y os pido llenéis mi alma de vuestra gracia y la confirméis en ella; de modo que jamás deje de ser vuestro Santo Templo y la morada de nuestras delicias. Vos habéis elegido vuestro Siervo José Gregorio para enseñar a los hombres a amaros sobre todas las cosas, serviros fielmente y amar al prójimo con santa caridad. Animado yo con esta consoladora doctrina del Evangelio os adoro y endigo por las virtudes y prerrogativas que habéis concedido a vuestro Siervo y edificado con su ejemplo, os pido por su eficaz intercesión que me asistáis en todas mis necesidades, especialmente en esta que os encomiendo. Dignáos Trinidad misericordiosísima, oír a vuestro Siervo, concediéndome el favor que os pido si es para mayor gloria vuestra y bien de mi alma. Amén.

Día Primero

Oh, Padre Eterno Omnipotente Dios, os alabo, glorifico y bendigo y doy gracias por todas las que concedísteis a vuestro Siervo José Gregorio, y por su intercesión os pido oigas los ardientes votos que hago para alcanzar de vuestra soberana bondad el favor que humildemente os suplico. Amén.

Aquí se pide lo que se desea.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

Día Segundo

Oh, Divino Verbo, encarnado por amor a los hombres y por ese mismo amor sacrosanto en los altares, os doy las gracias por los carismas inefables con que cada día favorecías el alma de vuestro Siervo José Gregorio, al recibiros con tan santas disposiciones en la Sagrada Comunión y por su intercesión os pido el favor que tanto necesito.Amén.

Aquí se pide lo que se desea.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

Día Tercero

Oh, Espíritu Santo, fuente inagotable de amor y vida, os alabo y doy gracias por haber elegido por morada el alma de vuestro Siervo José Gregorio, y por su intercesión os pido este favor. Amén.

Aquí se pide lo que se desea.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

Día Cuarto

Oh, fidelísimo Siervo de Dios José Gregorio, oye las súplicas de mi corazón, y así como en la tierra socorriste a los pobres, enfermos y atribulados con tus limosnas, ciencia y buenos consejos, ahora feliz en el cielo, protégeme, y en prueba de que no olvidas alcánzame el favor que confiada y humildemente te pido, si es para mayor gloria de Dios. Honra a María Inmaculada tu pronta exaltación a los altares y bien de mi alma. Amén.

Aquí se pide lo que se desea.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

Día Quinto

Oh, Señor mío Jesucristo, que miraste con complacencia la humildad y caridad de vuestro Siervo José Gregorio, os suplico le concedas la gracia de ayudarme a la salvación de mi alma y que su ejemplo perdure en nosotros para grandeza de tu gloria. Amén.

Aquí se pide lo que se desea.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

Día Sexto

Seráfico San Francisco de Asís, alcánzale a este insigne Hijo de tu Orden Tercera, José Gregorio, el honor supremo de ser elevado a los altares. Y tú, gloriosa Santa Teresa de Jesús, haz prueba de tu valimiento ante la Soberana Majestad, acelerando la hora de su beatificación. Amén.

Aquí se pide lo que se desea.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

Día Séptimo

Oh, Virgen de las Mercedes, obtened de vuestro Divino Hijo para este pueblo que tiernamente os ama, la gracia insigne de la exaltación a los altares de vuestro devoto José Gregorio Hernández, que tan inefablemente os amó.

Aquí se pide lo que se desea.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

Día Octavo

Señor Dios Mío, mi Redentor y mi todo, acordáos de esta alma pecadora, para que se vista con la humildad y caridad con que vuestro Siervo José Gregorio, os sirvió en este mundo, naciendo el bien en tu Santo Nombre y sirviéndonos de ejemplo para santificarnos en tu gracia.

Aquí se pide lo que se desea.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

Día Noveno

Mi alma glorifica al Señor;y mi espíritu está transportado en gozo de Dios Salvador mío, porque ha puesto los ojos en la bajeza de su esclava; por lo tanto ya desde ahora me llamarán bienaventurada todas las generaciones, porque ha hecho en mí cosas grandes aquel que es Todopoderoso, cuyo nombre es Santo, y cuya misericordia se derrama de generación en generación sobre los que le temen. Hizo alarde de su brazo, deshizo las miradas del corazón de los soberbios. Derribó del solio a los poderosos y ensalzó a los humildes, colmó de bien a los hambrientos, y alos ricos los despidió sin nada. Acordándose de su misericordia acogió a Israel su siervo: según la promesa que hizo a nuestros padres, a Abraham y a su descendencia por los siglos de los siglos. Amén.

Aquí se pide lo que se desea.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

Súplica Para Todos Los Días

Oh, Dios misericordioso que te has dignado escoger a tu Siervo José Gregorio, quien prevenido por tu gracia practicó desde niño las más heróicas virtudes en especial una fe ardiente, una pureza angelical y una caridad encendida, siendo esta la escala por la cual su alma voló a su divino encuentro cuando recibiste el holocausto de su vida. Concédenos que brille pronto sobre su frente la aureola de los Santos si es para tu mayor gloria y honor de la Santa Iglesia. Te lo pedimos por los méritos de Cristo Nuestro Señor. Amén.

Aquí se pide lo que se desea.

domingo, 22 de abril de 2018

De Gozo Se Lleno Mi Corazon - Cantos

De Gozo Se Lleno Mi Corazon

(SALMO 121)


De gozo se llenó mi corazón
cuando escuché una voz:
"Iremos a la casa del Señor"

Tus caminos surcaron nuestros pies
llevándonos a Ti Jerusalén

De gozo se llenó mi corazón
cuando escuché una voz:
"Iremos a la casa del Señor"

Fortísima ciudad Jerusalén
llegan a ti las tribus de Yavé

De gozo se llenó mi corazón
cuando escuché una voz:
"Iremos a la casa del Señor"

Haya doquiera en ti seguridad
y los que te aman gocen de paz

De gozo se llenó mi corazón
cuando escuché una voz:
"Iremos a la casa del Señor"

Dentro de tus murallas calma habrá
y en tus palacios gran tranquilidad

De gozo se llenó mi corazón
cuando escuché una voz:
"Iremos a la casa del Señor"

Para hermanos y amigos pediré
que disfruten de paz, Jerusalén

sábado, 21 de abril de 2018

Los Mandamientos De La Santa Madre Iglesia

Iglesia

¿Cuáles son los Mandamientos de la Santa Madre Iglesia?

Los Mandamientos de la Santa Madre Iglesia son cinco:

  1. Participar en la Santa Misa todos los domingos y fiestas de guardar.
  2. Confesarse al menos una vez cada año o cuando esté en peligro de muerte, o si teniendo que comulgar está en pecado mortal.
  3. Comulgar por Pascua de Resurrección.
  4. Ayunar el Viernes Santo y el Miércoles de Ceniza. Guardar abstinencia los Viernes de Cuaresma y hacer alguna pequeña penitencia cada viernes del año en recuerdo de la Pasión y Muerte de Jesucristo.
  5. Ayudar con limosnas a la Iglesia.

viernes, 20 de abril de 2018

Triduo A San Judas Tadeo

San Judas Tadeo

Oración Para Todos Los Días

Poderosísimo abogado mío, San Judas Tadeo, mírame a tus pies, humilde y arrepentido, para exponerte, con el corazón contrito, mis necesidades tanto espirituales como temporales. Dígnate, oh, amable Santo, volver hacia mí tu mirada benigna y atiende a los trabajos que molestan y de los cuales se encuentra mi afgligidísimo corazón oprimido. Si es verdad que tienes en el pecho un corazón benéfico y listo a socorrer a quien en la mayir angustia se encuentra, no creo de cierto que puedas mirarme con indiferencia, sin sentir despertar en tu seno sentimientos de compasión y de ternura. Seguro pues, de tu eficacia y confiado en tu patrocinio, pues que estás pronto a socorrer a quien en mayor necesidad se encuentra, me siento animado para presentarme al trono de tu gloria y exponerte las necesidades por las cuales a ti recurro. (Se hace la petición).

Intercede al Altísimo en mi favor y consuela este afligidísimo corazón. Así como de la fuente de la Divina Bondad se derraman las aguas más puras de gracia, señala tú al que más necesitado de esta fuente se encuentra, que soy yo, ya que por tu parentezco con Jesucristo y por los méritos de tu laboriosísimo apostolado estás tan próximo a esa Fuente Divina y puedes tomar las aguas más cristalinas de las gracias más especiales. Jamás se ha oído decir que un devoto tuyo haya recurrido a ti en sus necesidades, te haya expuesto sus miserias y haya salido descontento del trono de tu clemencia, porque tú sabes encontrar los medios para consolar a los que a ti acuden y tienes todo el valimiento necesario para sacarlos.

Sí, tú puedes, sabes y quieres ayudarme; yo en ti pongo toda mi esperanza y fe... te enternezca mi dolor... te conmueva mi miserable estado. Consuélame y sácame de tantas penas... a fin que consolado de ti en la angustia que me oprime en esta vida, amando más libremente y sirviendo a Dios, pueda un día participar de la gloria futura. Así sea. 

Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

Triduo

Día Primero

Oh, Dios, que al colegio de los Apóstoles agregasteis al bienaventurado Apostol San Judas Tadeo y lo ensalzasteis hasta el grado de hacer portentos entre las naciones; concedednos que del mismo modo que nosotros veneramos en nuestra iglesia sus méritos y amable nombre, garantizados con su protección, podamos conseguir alivio en nuestras necesidades.

Por Nuestro Señor Jesucristo, vuestro Hijo, que con Vos y con el Espíritu Santo vive y reina por toda la eternidad. Así sea.

Padrenuestro, Avemaría, Gloria, Gozos

Día Segundo

Apóstol fidelísimo San Judas Tadeo, que disteis con vuestra vida y vuestra sangre un testimonio fiel de vuestra fe, os suplico me alcancéis del Señor la gracia de defender sin respetos humanos la religión de Cristo y perseverar en la práctica de sus mandamientos hasta la muerte. Amén.

Padrenuestro, Avemaría, Gloria, Gozos

Día Tercero

Glorioso Apóstol San Judas Tadeo, cuya alma, después de cruel martirio subió al Cielo a recibir el premio que Dios ha preparado a vuestros sublimes martirios; por la gloria de que gozáis, alcanzad para vuestros devotos que ante vuestra milagrosa imagen se postran, el favor que por vuestra intercesión se pide en este triduo.

Padrenuestro, Avemaría, Gloria, Gozos


Gozos A San Judas Tadeo

Oh, discípulo sagrado
de Jesús mi Redentor.

Sé nuestro fiel abogado
ante el trono del Señor.

Oyendo la voz divina
seguiste a tu Salvador,
y de su santa doctrina
tú fuiste predicador.
Haz que la siga constante
y la cumpla con fervor.

Sé nuestro fiel abogado
ante el trono del Señor.

Apóstol infatigable,
la verdad contra el error
sostuviste, y admirable
conquista para el Señor
dio tu celo acreditado
de fe, esperanza y amor.

Sé nuestro fiel abogado
ante el trono del Señor.

Los pueblos do predicabas
te aclamaron protector;
salud y vida les dabas
dispénsanos tu favor
cual insigne bienhechor.
Oye tú nuestras plegarias,
dispénsanos tu favor.

Sé nuestro fiel abogado
ante el trono del Señor.

Jesús que tanto me ama
ornó de tu carne el lirio
con la sangre del martirio
que sufriste por su amor.
Pues tales ejemplos diste
al justo y al pecador.

Sé nuestro fiel abogado
ante el trono del Señor.

Oh, discípulo sagrado
de Jesús mi Redentor.

Sé nuestro fiel abogado
ante el trono del Señor.

martes, 17 de abril de 2018

Novena Del Bienaventurado San Martin De Porres

San Martin De Porres

Acto De Contrición

Dulcísimo Jesús y Redentor nuestro, que descendiendo del seno de tu Eterno Padre para enseñarnos el camino de la humildad, toda su vida santísima fue un abismo de humillaciones. Humilde en tu nacimiento, humilde en todos los ejercicios de tu vida, humilde delante de tus perseguidores y humilde hasta la muerte; nos dejaste en testamento aquellas tiernas expresiones: "Aprended de mí que soy manso y humilde de corazón". Confesamos, oh Padre amorosísimo que olvidando tan inestimable legado, nos hemos dejado avasallar de la arrogancia; pero ya reconocemos nuestro yerro, nos arrepentimos de nuestro orgullo, que es la fuente y raíz de todos nuestros males; e imploramos tus misericordias con el espíritu compungido de David. Misericordia, Señor, misericordia, por tu grande e infinita misericordia. Por la humildad profunda, por la santidad asombrosa y por los eminentes méritos de tu querido siervo, el humildísimo Martín de Porres, oye, nuestras súplicas y otórganos tu santísima gracia pra vivir y morir santamente. Amén.

Oración Para Todos Los Días

Dios Señor Omnipotente, que para ostentar tu poderío y grandeza, escoges los instrumentos más débiles y eliges de entre las criaturas más abatidas, los más elevados campeones de tu gloria. Así lo acredita la elección admirable que hiciste en el bienaventurado Martín de Porres sublimándolo al grado más eminente de santidad; no obstante su nacimiento oscuro y lo humilde de su analogía. Santo y poderoso desde su niñez, para triunfar en su juventud de las pasiones, de los malos ejemplos y de los escándalos del siglo. Santo y poderoso en esta edad crítica para huír de los escollos del mundo y buscar el asilo de las virtudes en los claustros dominicanos de la ciudad de Lima. Santo y poderoso para cumplir con todos los deberes de su profesión, y santo y poderoso para trastornar las leyes de la naturaleza y ejecutar los más estupendos milagros. Por tan singulares prerrogativas, esperamos de tu divina clemencia nos concedas que los que le veneramos como las primicias del nuevo mundo, y como un prodigio de tu poderosa diestra, imitemos sus virtudes, alcancemos el favor especial que solicitamos en esta novena y le acompañemos por toda la eternidad de la gloria. Amén.

Se rezan tres Padrenuestros y tres Avemarías con Gloria Patri, en reverencia de la predilección que tuvo San Martín a los dulcísimos nombres de Jesús, María y José.

Día Primero

Dios, Señor nuestro, que entre las admirables virtudes con que adornaste el alma de tu querido siervo Martón, la primera y principal fue aquella fe ciega y ardiente que recibió en la misma pila bautismal con igual profusión en la esclarecida Santa Rosa de Lima, y que supo conservar y aumentar como siervo fiel y prudente, hasta el último instante de suvida: ya disponiendo por medio de ella, con absoluto dominio de toda la naturaleza; ya alcanzando de tu divina piedad salud para los enermos, lágrimas de conversión para los pecadores y una fervorosa confianza para los desamparados y ya gozando del don inestable de la agilidad, para trasladarse momentáneamente de un lugar a otro, según lo exigía la necesidad, para asistir a los enfermos y para catequizar y consolar a los infieles en las inmensas regiones del Japón y de la China, hablando a cada uno en su propio idioma, pues su fe le alcanzó también el don de lenguas. Haz Señor y Dios nuestro que imitando la fe de este celoso propagador de la revelación trabajemos incesantemente en santificarnos y santificar a nuestros prójimos para ser felices por toda la eternidad. Amén. (Hacer la petición).

Oración A María Santísima

Para Todos Los Días

Amabilísima madre de Dios, Madre y abogada nuestra, que solicita por el bien de tus hijos adoptivos, sin aceptación de personas, apenas se descubrió el nuevo mundo, ostentaste tu amor maternal con el bienaventurado Martín, a quien favoreciste desde sus primeros años; siendo su amparo, su refugio y su guía; defendiéndolo de la corrupción del siglo; conduciéndolo a los claustros de tu querido Domingo y adornándolo con la librea que tu misma bajaste del Cielo, la que supo levar inmaculada hasta entregar su espíritu es tus manos, en la última visita que le acompañaba de tu castísimo Esposo José y de los Bienaventurados Santo Domingo, San Vicente Ferrer y Santa Catalina Virgen y mártir, como sus especiales protectores; alcánzanos, Señora y Madre nuestra,  por los méritos de este privilegiado hijo, que, radicados en tu devoción sinceramente, nos hagamos acreedores a tus misericordias en la vida y en la hora de la muerte. Amén.

Antífona

Este es el varón esclarecido, que despreciando al mundo y triunfando de las vanidades de la tierra, atesoró las riquezas del Cielo con sus labios y con sus manos.

V. El Señor le dirigió por los caminos rectos.

R. Y le manifestó el Reino de los Cielos.

Oración

Dios y Señor, que eres la misma elevación de los humildes y que hiciste pasar al Reino de los Cielos al Bienaventurado Martín, tu confesor, concédenos por su intercesión y méritos, que de tal suerte seamos imitadores de su humildad en la tierra, que merezcamos ser exaltados como él en los Cielos por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Gozos

Pues eres tan poderoso
empleando tu mediación.

Oye Martín nuestros ruegos
en toda tribulación.

Fue tu fe tan prodigiosa,
y tanto tu valimiento,
que eras como el instrumento
de la mano poderosa
con esta virtud preciosa
causas nuestra admiración.

Oye Martín nuestros ruegos
en toda tribulación.

La virtud de la esperanza
era el áncora segura,
de tu alma inocente y pura,
y la Bienaventuranza
que esta virtud siempre alcanza
fue toda su aspiración.

Oye Martín nuestros ruegos
en toda tribulación.

En tu Dios siempre abismado
te ejercitó tu piedad;
y abrazado en caridad,
Dios y tu prójimo amado
eran todo tu cuidado
siempre y en toda ocasión.

Oye Martín nuestros ruegos
en toda tribulación.

Cual siervo fiel y prudente,
tus trabajos arreglabas,
y a todo te consagrabas
pronto, activo diligente;
sin dejar la hermosa fuente
de tu alta contemplación.

Oye Martín nuestros ruegos
en toda tribulación.

Ni todo el infierto entero
triunfó de tu fortaleza,
porque fue tal tu firmeza,
que hasta el aliento postrero
trabajaste con esmero,
rechazando su agresión.

Oye Martín nuestros ruegos
en toda tribulación.

Pues eres tan poderoso
empleando tu mediación.

Oye Martín nuestros ruegos
en toda tribulación.

Día Segundo

El Acto de Contrición, la oración "Dios y Señor Omnipotente", y lo demás como el día primero, con lo siguiente:

Dios y Señor nuestro, esperanza y consuelo de los atribulados, que marcaste con esta virtud preciosa el alma de tu siervo Martín tan profundamente, que aunque su humildad lo arrastraba a juzgarse acreedor a mil infernos que hubiera por las graves culpas que en su concepto había cometido la esperanza le servía de contrapeso en la balanza de su delicadísima conciencia, para no vacilar en la consecusión de la divina misericordia de la cual esperaba exclusivamente su salvación; alimentando y fortificando esta virtud consoladora, con la frecuente meditación de la preferencia con que le habías llamado a la luz indefectible de la fe entre tantos infelices de la misma estirpe, que yacían en las tinieblas de la idolatría en aquellas mismas regiones y en otras muchas: y no sólo esperaba gozar de tu divina presencia eternamente, sino que te presentaba sus ruegos y las necesidades de sus prójimos, con tal confianza, que parecía tenía en sus manos las llaves de tu providencia, y que era dispensador y ecónomo de las riquezas celestiales. Haz Señor, que sin tocar en los desventurados escollos de la temeridad o la desesperación, imitemos la confianza de tu querido siervo Martín y busquemos con lágrimas de verdadero arrepentimiento tus eternas misericordias. Amén.

Día Tercero

El Acto de Contrición, la oración "Dios y Señor Omnipotente", y lo demás como el día primero, con lo siguiente:

Dios y Señorde infinita caridad que derramaste tu soberano espíritu con tal profusión en el Bienaventurado Martín, que su corazón quedó convertido en un volcán de amor. Tu gloria y la salvación de las almas eran el único objeto de sus aspiraciones y deseos. Te amó con todo su corazón, con toda su alma y con todas sus fuerzas; y trabajaba infatigablemente porque todos los mortales te amasen del mismo modo. Suspiraba por morir combatiendo en defensa del Evangelio, y no pudiendo conseguirlo, todos sus conatos se dirigían a extender por todas partes el imperio de la Cruz. En los días de comunión, tu real presencia enardecía tanto su corazón; y eran tan fervorosos sus ruegos por la conversión de los infieles, que le transportaba en espíritu a las naciones bárbaras para que consolase, ejercitando el ministerio de la catequización y viendo los rápidos progresos del cristianismo. Haz, Señor y Dios nuestro, que siguiendo los pasos de tu siervo, trabajemos cada uno en nuestro estado por la conversión de las almas, con su mismo ardor, y sólo suspiremos como él, por amarte y amar a nuestros prójimos para alcanzar los premios de la caridad. Amén.

Día Cuarto

El Acto de Contrición, la oración "Dios y Señor Omnipotente", y lo demás como el día primero, con lo siguiente:

Dios y Señor nuestro, prudentísimo y pacientísimo Maestro de las almas, que concediste al Bienaventurado Martín la mayor perspicacia y discreción para distinguir la verdadera prudencia, que forma el verdadero carácter de los Santos de la falsa y aparente que pervierte a los hijos del siglo. Sabio y prudente para huír de cuanto pudiera alterar la tranquilidad de su espíritu, se ejercitaba no en evitar la censura de los hombres sino en moderar sus efectos, mortificar sus pasiones y vivir en perpetua batalla consigo mismo, para enseñar a sus prójimos con el buen ejemplo los caminos del Cielo, sin cuidar de las murmuraciones de los perversos. Sabio y prudente en sus correcciones, se introducía con benignimidad y dulzura en los corazones de los extraviados, sin excitar jamás las inclinaciones de la carne y de la sangre. Sabio y prudente en el sufrimiento desarmaba a los prelados cuando le reprendían y castigaban con injusticia, sin increparlos. Sabio y prudente en la distribución del tiempo, ni faltaba a sus deberes domésticos, ni interrumpía sus ejercicios espirituales, ni saba lugar a la ociosidad, enemigo irreconciliable de ella. Haz, Señor Dios nuestro que menospreciando los respetos humanos, a imitación de Martín nos consagremos enteramente a tu servicio y permanezcamos fieles hasta el último instante de nuestra vida. Amén.

Día Quinto

El Acto de Contrición, la oración "Dios y Señor Omnipotente", y lo demás como el día primero, con lo siguiente:

Dios y Señor nuestro, justo y a la misma justicia por esencia, que te complace en hacer resplandecer en tus Santos tus inefables atributos, como lo admiramos en el Bienaventurado Martín, a quien hiciste justo en todas sus acciones, palabras y pensamientos; justo en dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios. Cumplió exactísimamente con el voto de obediencia sin pretermitir nunca tus divinos mandamientos, por los preceptos de los hombres. Justo en castigar su pobre cuerpo con todos los horrores e la penitencia para satisfacer tu justivia divina por los pecados de tus hermanos; y justo en juzgar con equidad y misericordia de las flaquezas de los prójimos, retribuyendo el bien por el mal, perdonándoles ofensas y agravios recibidos, rogándote por los que perseguían y calumniaban. Haz Señor y Dios nuestro por la intercesión de tu querido siervo nos dediquemos desde hoy a copiar en nuestras almas los admirables rasgos que nos ha dejado en su vida ejemplar de santidad  de justicia, para recibir como él, los premios centuplicados en la eterna Bienaventuranza. Amén.

Día Sexto

El Acto de Contrición, la oración "Dios y Señor Omnipotente", y lo demás como el día primero, con lo siguiente:

Dios y Señor nuestro, fuerte y poderoso en cuya presencia tiembla y se estremece el universo entero y no hay quien resista tu voluntad santísima; nosotros admiramos tu liberalidad inmensa, concediendo al Bienaventurado Martín tal plenitud de fortaleza, que siendo la misma debilidad por su nacimiento, por su educación y por todas las circunstancias de su vida, lo elevaste sobre todos los héroes del mundo. Siempre triunfante y victorioso en los más arriesgados combates, reprimió la audacia de los espíritus infernales que le atormentaban, y redujo su cuerpo a servidumbre, como otro Pablo para avasallar a los enemigos domésticos más formidables que los extraños; despedazó su cuerpo con silicios y flagelaciones; condenó sus pupilas a un encierro perpetuo entre sus párpados; sus oídos a sufrir con paciencia las injurias e improperios; su olfato, a alimentarse de la putrefacción de las inmundicias de los enfermos y leprosos, y su tacto a familiarizarse con el fuego, manejando los carbones encendidos con sus propios dedos. Haz, Señor y Dios nuestro, que nos avergoncemos de la delicadeza y cobardía que nos hace a cada paso víctimas de la concupiscencia de los sentidos, y que al contemplar la fortaleza de tu escogido siervo, marchemos con ánimo varonil, para triunfar del mundo, del infierno y de nosotros mismos hasta la muerte. Amén.

Día Séptimo

El Acto de Contrición, la oración "Dios y Señor Omnipotente", y lo demás como el día primero, con lo siguiente:

Dios y Señor nuestro, amante de la sobriedad y de la templanza, que santificaste esta virtud con las austeridades y consumada abstinencia de tu Unigénito Hijo, y de quien fue el más observante discípulo tu querido siervo Martín a las asperezas del instituto dominicano, al ayuno rígido de siete meses, prevenido por las constituciones, añadió por su espontánea voluntad, un ayuno de toda su vida, y un voto perpetuo de abstinencia en los treinta y ocho años que honró los claustros; una privación de todo alimento y bebida por veinticuatro horas en todas las grandes festividades, y desde el día de la Cena legal hasta la Resurrección triunfante. Haz, Señor y Dios nuestro, que entrando cada uno dentro de sí mismo, examinémonos los estragos que hacen en nuestras almas y en nuestros cuerpos la intemperancia y la guía, nos resolvamos a imitar la fragilidad y templanza de tu querido siervo; para alcanzar los premios de su parsimonio en el Cielo. Amén.

Día Octavo

El Acto de Contrición, la oración "Dios y Señor Omnipotente", y lo demás como el día primero, con lo siguiente:

Dios y Señor nuestro, cuyas entrañas son la misma compasión y misericordia, y en donde como una fuente perenne las bebió desde su infancia el Bienaventurado Martín y crecieron con él como en el pacientísimo Job. Compasivo y misericordioso con los enfermos, las enfermerías del convento, los hospitales públicos y las chozas de los infelices eran su más agradable mansión. Los enfermos y agonizantes arrebatabansu atención y sus esmeros, y estas obras misericordiosas eran su ocupación y sus delicias. Su misericordia y su compasión se extendía hasta en los irracionales, y nunca pudo ver una desgracia en ellos sin enternecerse y remediarla. Todo para todos como otro Pablo, distribuía la ración diaria de alimentos que le tocaba en refectorio, entre los menesterosos; y en sus manos se multiplicaba para saciar a todos y distribuir el sobrante entre los animales domésticos. las arcas de los ricos se abrían a sus ruegos, y el Cielo mismo le prodigaba socorros abundantes para los pobres. Haz, Señor y Dios nuestro, que las miserias ajenas despedacen nuestro corazón como el de tu siervo y que venciendo la obstinada resistencia de nuestra avaricia, depositemos lo superfluo de nuestros haberes en el seno de los infelices hambrientos, para atesorar riquezas en el Cielo. Amén.

Día Noveno

El Acto de Contrición, la oración "Dios y Señor Omnipotente", y lo demás como el día primero, con lo siguiente:

Dios y Señor nuestro, fuente y origen de todas las virtudes y supremo dispensador de ellas por medio de tu espíritu divino, que después de haber hermoseado la dichosísima alma de tu privilegiado siervo Martín, con una fe viva y ardiente, con una esperanza sólida y estable, con una caridad a toda prueba, con una prudencia admirable, con una justicia espléndida, con la fortaleza de los verdaderos atletas y con la templanza de los solitarios del desierto; a todas esas virtudes heroicas pusiste el sello importantísimo de la perseverancia, para que nos fluctuase entre la veleidad y la pereza, ni fuese del número de aquellos siervos inconstantes que a tiempos te buscan y a tiempos te dejan. Vos mismo, señor, que le amparaste en la posesión de todas las virtudes y para colmo de tus liberalidades le otorgaste un poder especial para eliminar todas las enfermedades y dolencias de sus devotos. Las fiebres agudas, las pestes asoladoras y tenaces, los partos difíciles y laboriosos, los accidentes momentáneos e incurables y la muerte misma, todo quedó sujeto a su imperio. Haz pues, Señor y Dios nuestro que los que hemos empleado estos días en la meditación de sus virtudes, invocándolo como nuestro intercesor e interponiendo sus méritos, consigamos el favor especial que impetramos por su mediación en esta novena, la imitación de sus heróicas virtudes, la gracia de la perseverancia y la salvación prometida a los que perseveren hasta el fin. Amén.

lunes, 16 de abril de 2018

Oracion Diaria al Siervo de Dios Doctor Jose Gregorio Hernandez

Siervo de Dios Jose Gregorio Hernandez

Oh, Señor Dios mío que todo lo puedes, y que habéis acogido en tu seno a vuestro amado Siervo José Gregorio, que por vuestra gran misericordia le diste el poder de curar enfermos en este mundo, dadle Señor la gracia de curarme, como Médico Espiritual mi alma y mi cuerpo si ha de ser para tu gloria. Te pido esto Señor Dios mío, en nombre de tu amado hijo quien nos enseño a orar diciendo: Padre Nuestro...

sábado, 14 de abril de 2018

Los Mandamientos - Catequesis

Los Mandamientos

¿Cuál es el mejor remedio para conseguir el cielo?

El mejor remedio para conseguir el cielo es cumplir bien los mandamientos de la Ley de Dios y de la Santa Iglesia.

Los Mandamientos de la Ley de Dios

  1. Amar a Dios sobre todas las cosas.
  2. No jurar su Santo Nombre en vano.
  3. Santificar las fiestas.
  4. Honrar a Padre y Madre.
  5. No matar.
  6. No hacer actos impuros. 
  7. No robar.
  8. No levantar falsos testimonios ni mentir.
  9. No consentir pensamientos  ni deseos impuros (y no desear la mujer del prójimo).
  10. No codiciar los bienes ajenos.

Primer Mandamiento

¿Quiénes cumplen bien el Primer Mandamiento de la Ley de Dios?

Cumplen bien el Primer Mandamiento los que aman a Dios más que todo lo demás, y lo aman con todo el corazón.

¿Cómo se conoce que una persona ama a Dios sobre todas las cosas?

Se conoce que una persona ama a Dios si se esfuerza por cumplir bien los mandamientos. Si le ofrece a Dios lo que hace, y lo que sufre. Si reza varias veces al día, y si se esfuerza por no pecar y por hacer muchas obras buenas.

¿Quiénes pecan contra el Primer Mandamiento?

Pecan contra el Primer Mandamiento los que creen en agüeros o brujerías, los que usan hechicerías o cosas supersticiosas y los que entran a sociedades prohibidas por la Iglesia como el Comunismo, la masonería o el espiritismo.

Segundo Mandamiento

¿Qué nos prohibe el Segundo Mandamiento de la Ley de Dios?

El Segundo Mandamiento de la Ley de Dios nos prohibe jurar sin grave necesidad o con mentira, o pronunciar el nombre de Dios sin respeto o reverencia.

¿Qué es jurar? 

Jurar es poner a Dios por testigo de que lo que decimos es verdadero y que lo que prometemos sí lo vamos a cumplir.

¿Qué es jurar en vano?

Jurar en vano es jurar sin grave necesidad; o jurar diciendo que es cierto lo que es mentira; o jurar hacer lo que no se debe hacer.

¿Quién cumple el Segundo Mandamiento?

Cumple el Segundo Mandamiento quien no dice el nombre de Dios sin respeto y que no jura sin necesidad o sin verdad.

Tercer Mandamiento

¿Qué nos manda el Tercer Mandamiento de la Ley de Dios?

El Tercer Mandamiento de la Ley de Dios: "Santificar las Fiestas", nos manda oír misa entera todos los domingos y no trabajar en el día del Señor.

¿Cuándo se comete pecado al trabajar en domingo?

Se comete pecado al trabajar en domingo si se trabaja sin grave necesidad y si ese trabajo sin grave necesidad dura más de dos horas, y si es trabajo material y cansador.

¿Quién cumple el Tercer Mandamiento?

Cumple el Tercer Mandamiento quien participa en la Misa los días de fiesta y no hace trabajos pesados en esos días sin grave necesidad.

Cuarto Mandamiento

¿Qué manda el Cuarto Mandamiento?

El Cuarto Mandamiento dice: "Honra a tu padre y a tu madre y serás feliz".

¿Quién cumple el Cuarto Mandamiento?

Cumple el Cuarto Mandamiento quien honra al padre y a la madre, los ama, les obedece y los ayuda.

¿A quién deben los hijos tener por modelo?

Los hijos deben tener por modelo al Niño Jesús y amar y obedecer a sus padres como Jesús amó y obedeció a San José y a la Virgen María.

¿Cómo se conoce que una persona sí honra a sus padres?

Se conoce que una persona sí honra a sus padres en cinco cosas:

  1. En que los obedece prontamente en todo lo bueno que ellos lo mandan.
  2. En que los ama y les demuestra frecuentemente su cariño.
  3. En que los trata con gran respeto y aprecio.
  4. En que los ayuda con sus trabajos, y con dinero cuando le es posible o lo necesitan.
  5. En que si han muerto reza por ellos frecuentemente a Dios.

¿Por qué debemos honrar a nuestros padres?

Debemos honrar a nuestros padres porque ellos representan a Dios; porque ellos nos trajeron a la vida y se han sacrificado mucho por nosotros y nos han hecho innumerables favores. Debemos honrarlos también porque Dios ha prometido grandes premios para quienes traten bien a sus padres.

¿Quiénes pecan contra el Cuarto Mandamiento?

Pecan contra el Cuarto Mandamiento los hijos que desobedezcan gravemente a sus padres; los que desprecian o no les muestran su amor; los que los insultan o los tratan con palabras irrespetuosas o los hacen sufrir; los que no los ayudan cuando están necesitados, y los dejan abandonados o se avergüenzan de ellos.

Quinto Mandamiento

¿Qué prohibe el Quinto Mandamiento?

El Quinto Mandamiento prohibe hacer daño a la propia vida o a la de los demás. Desear que a otros les vaya mal, y decir o hacer cosas que ofendan a los demás.

Sexto Mandamiento

¿Qué prohibe el Sexto Mandamiento?

El Sexto Mandamiento prohibe hacer actos impuros, mirar malas figuras y decir malas conversaciones.

Séptimo Mandamiento

¿Qué prohibe el Séptimo Mandamiento?

El Séptimo Mandamiento prohibe robar y hacer daños a los bienes ajenos.

¿Quiénes pecan contra el Séptimo Mandamiento?

Pecan contra el Séptimo Mandamiento los que quitan los bienes ajenos, los que hacen daño a lo que pertenece a otros; los que malgastan los bienes propios o derrochan su dinero en cosas inútiles; los que hacen trampas en los negocios y los que no pagan sus deudas.

¿Qué obligación tienen los que pecan contra el Séptimo Mandamiento?

Los que pecan contra el Séptimo Mandamiento tienen la obligación de restituit lo que han quitado; pagar las deudas, devolver lo prestado; dar limosnas a los pobres y reparar los daños que han causado.

Octavo Mandamiento

¿Qué prohibe el Octavo Mandamiento?

El Octavo Mandamiento: "No levantar falso testimonio ni mentir", prohibe decir mentiras e inventar cuentos contra otros.

¿Cuáles son los pecados principales contra el Octavo Mandamiento?

Los pecados principales contra el Octavo Mandamiento son: la mentira, el chisme, la calumnia, la murmuración, el falso testimonio, juzgar mal a los demás y contar secretos que nos han confiado.

  • Mentira: es decir lo que no en cierto.
  • Chisme: es contar a otra persona lo malo que dicen de ella.
  • Calumnia: es inventar contra otro lo que no ha hecho.
  • Murmuración: es decir lo malo que otra persona ha hecho y que quizás no se sabía.
  • Falso testimonio: es declarar en contra de otro lo que no es verdad.
  • Juzgar mal: es dedicarnos a opinar y pensar en contra de los demás.

 

Noveno Mandamiento

¿Qué prohibe el Noveno Mandamiento?

El Noveno Mandamiento prohibe consentir pensamientos o deseos impuros.

Décimo Mandamiento

¿Qué prohibe el Décimo Mandamiento? 

El Décimo Mandamiento prohibe tener exagerados deseos de ser rico y tener envidia de los bienes ajenos.

viernes, 13 de abril de 2018

Novena a San Judas Tadeo

San Judas Tadeo

Oración Para Todos Los Días

Enseñada por el Ángel de la Guarda a los Pastorcitos.

Oh, Dios mío, yo creo en Vos, os adoro y os amo. Os pido perdón por mí y para todos los que no creen en Vos, no esperan en Vos, no os adoran y no os aman.

Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espírity Santo, os adoro profundamente y os ofrezo la Sangre preciosísima, Cuerpo, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los Tabernáculos del mundo, en reparación de los ultrajes con los cuales os ofendo. Por los méritos de su Corazón Santísimo y por la intercesión del inmaculado Corazón de María, os pido la conversión de los pecadores.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

Oración Para Todos Los Días

Enseñada por la Santísima Virgen a los Pastorcitos.

Oh, Jesús, perdonad nuestras culpas; preservadnos del fuego del infierno; elevad todas las almas al cielo, especialmente las más necesitadas de vuestra misericordia.

Oración Para Todos Los Días

Por el Reverendo Padre Luis Antonio, de la iglesia de San José de Torices, Cartagena.

El recuerdo de tu Crucifixión y muerte, oh, amante Salvador mío, excite en mi alma un vivo sentimieto de compunción por lo mucho que te ofendí; un conocimiento perfecto del amor intenso que en la Cruz me muestras; un aprecio grande de la vida divina de la gracia que por la Cruz me diste, y un anhelo sagrado y constante de los bienes del Cielo que con tu Cruz me ofreces, para que vaya siempre en pos de ellos, y con ellos te posea a Ti, Redentor mío.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria

Invocación Para Todos Los Días

V. Abrid, Señor, mis labios.

R. Y mi voz pronunciará vuestra alabanza.

V. Dios mío, en mi favor benigno atiende.

R. Señor, a mi socorro presto atiende.

V. Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.

R. Como era en un principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Día Primero

Consideración

Amabilísimo Apóstol de Jesucristo, San Judas Tadeo, sabiendo yo cuánto importa la eficacia de vuestro poderoso valimiento, porque complace en gran manera a Dios que sea invocada vuestra intercesión para alcanzar con largueza sus misericordias en favor de los pobres hijos de Adán, adoro y doy gracias por ella a la divina misericordia y bondad, que de tanto poder os ha colmado, y con el más ardiente afecto de mi corazón os tributo mi sincero rendimiento, y vonfiado en aquella prodigiosa amabilidad que expresa ya vuestro nombre, amabilidad que expresa ya vuestro nombre, os suplico que no desdeñéis de recibirme, aunque miserable pecador, entre vuestros más humildes siervos y de agradecer este breve ejercicio de piedad que con el más reverente afecto de mi alma os consagro.

Y considerándome asaltado por todas partes de infinitas misericordias, tanto espirituales como temporales, que intentan oprimirme en este valle de lágrimas os elijo por mi especial protector y abogado cerca del Dador de todo bien, con lo que me creo seguro de recibir pronto y eficaz consuelo. Os riego en el primer día de esta novena que me alcancéis la gracia de la divina piedad, que yo me porte como vuestro verdadero devoto, imitando vuestras excelsas virtudes, para que así se ilumine mi inteligencia con un rayo de luz divina, a fin de que yo pueda conocer la gravedad y malicia de mis pecados, para detestarlos con verdadero espíritu de penitencia como conviene para obtener vuestra merced y la gravedad especial que os suplico. (Aquí se hace la petición).

Nueve Padrenuestros, Avemaría y Gloria, se termina con los Gozos.

Gozos A San Judas Tadeo

Oh, discípulo sagrado
de Jesús mi Redentor.

Sé nuestro fiel abogado
ante el trono del Señor.

Oyendo la voz divina
seguiste a tu Salvador,
y de su santa doctrina
tú fuiste predicador.
Haz que la siga constante
y la cumpla con fervor.

Sé nuestro fiel abogado
ante el trono del Señor.

Apóstol infatigable,
la verdad contra el error
sostuviste, y admirable
conquista para el Señor
dio tu celo acreditado
de fe, esperanza y amor.

Sé nuestro fiel abogado
ante el trono del Señor.

Los pueblos do predicabas
te aclamaron protector;
salud y vida les dabas
dispénsanos tu favor
cual insigne bienhechor.
Oye tú nuestras plegarias,
dispénsanos tu favor.

Sé nuestro fiel abogado
ante el trono del Señor.

Jesús que tanto me ama
ornó de tu carne el lirio
con la sangre del martirio
que sufriste por su amor.
Pues tales ejemplos diste
al justo y al pecador.

Sé nuestro fiel abogado
ante el trono del Señor.

Oh, discípulo sagrado
de Jesús mi Redentor.

Sé nuestro fiel abogado
ante el trono del Señor.

Día Segundo

Consideración

(La invocación como el primer día)
Oh, clarín sonoro de la verdad evangélica, admirable Apóstol San Judas Tadeo, que por vuestros excelsos méritos fuisteis escogido del Nazareno Redentor entre la multitud de sus discípulos para enriquecer el Sagrado Colegio de los Apóstoles con vuestra amabilísima persona. Adoro y vivamente doy gracias al Verbo Humanado, vuestro divino Maestro, que a tan sublime dignidad os elevó. Por tan bella prerrogativa os ruego que deis luz suficiente a mi inteligencia para saber escoger los medios más oportunos para salvarme, y que logre así el fin para el cual he sido creado, y además os suplico que me alcancéis la gracia especial que espero obtener de Dios por vuestros grandes méritos. (Aquí se hace la petición).

Nueve Padrenuestros, Avemaría y Gloria, se termina con los Gozos.

Día Tercero

Consideración

(La invocación como el primer día)
Oh, fuente suavísima de la evangélica doctrina, San Judas Tadeo, que con los efluvios de vuestra enseñanza sublime aclarasteis las tinieblas en las cuales yacían miserablemente tantas feroces y bárbaras naciones mostrándoles el verdadero camino que conduce al Cielo, por lo cual un infinito número abrazó la fe de Jesucristo. Lleno del más obsequioso afecto, os ruego por aquella gloria que tuvisteis de estar emparentado con Jesucristo, que seáis mi especial abogado y protector; que cuidéis de mí y de todas mis cosas así espirituales como temporales; dadme una aversión implacable y constante a la culpa; que la deteste con amargas lágrimas de verdadera contrición. Obtenedme el aumento de la fe, la firmeza de la esperanza, la perfección de la caridad, la pureza de corazón, la paz de Jesucristo, y la divina gracia que me asista en mis necesidades, en todos los peligrosos caminos de esta miserable vida, y especialmente en mi último momento. No dejéis, poderosísimo protector, de alcanzarme la gracia especial que os pido en este novenario. (Aquí se hace la petición).

Nueve Padrenuestros, Avemaría y Gloria, se termina con los Gozos.

Día Cuarto

Consideración

(La invocación como el primer día)
Oh, campeón fortísimo y verdadero discípulo del Redentor, grande Apóstol San Judas Tadeo. Yo admiro extasiado vuestro incomparable celo que os movió a peregrinar reinos y provincias enteras, sin evitar fatigas, sudores, ni peligros, para enseñar la verdadera fe de Jesucristo. Adoro y doy gracias al Humanado Verbo que infundió tanto celo por la salud de las almas en vuestro corazón. Alcanzadme igual celo por la salud de mi alma y por el honor de Dios, para que constantemente lo ame y tema con un amor y respeto filial y que jamás lo ofenda. Para la mayor gloria de Dios y por vuestros grandes méritos haced que merezca la gracia especial que ardientemente os pido. (Aquí se hace la petición).

Nueve Padrenuestros, Avemaría y Gloria, se termina con los Gozos.

Día Quinto

Consideración

(La invocación como el primer día)
Oh, luz esplendorosa de la Iglesia Católica, glorioso Apóstol San Judas Tadeo. Me sorprende en verdad la envidiable fortaleza y la incomparable constancia vuestra en arrostrar peligros, en superar desastres, en vencer impedimentos para iluminar la mente de innumerables gentiles con vuestra predicación evangélica. Doy gracias por esto y profundamente adoro al Divino Maestro que os adornó de tan bello don, y os suplico me hagáis digno de merecer un don igual, y que para ello venza las tentaciones del falso mundo y los obstáculos de los sentidos rebeldes, y, superando las sugestiones del infernal enemigo, persevere constantemente en amar y servir a Dios hasta el último suspiro de mi vida, y sea garantía de esta grande merced la gracia especial que os pido constantemente. (Aquí se hace la petición).

Nueve Padrenuestros, Avemaría y Gloria, se termina con los Gozos.

Día Sexto

Consideración

(La invocación como el primer día)
Oh, ardientísimo honor del Divino Amor, amable Apóstol San Judas Tadeo, que al fervor de vuestra caridad, no exhausta con los sudores derramados, las molestias padecidas, las contradicciones sufridas por espacio de 30 años consumidos en la conversión de bárbaros e infieles, llegasteis hasta exponer la vida con invicta constancia, a los más crueles tormentos de un tirano, y que a fuerza de golpes de nudosos bastones acabareis la carrera mortal con glorioso martirio, sellando con sangre aquella fe que con tanto ardor esparcisteis. Con la más profunda humildad adoro a vuestro Divino Maestro, que de tan privilegiados dones os enriqueció, y os suplico me obtengáis aquella misma llama de divino amor que produzca en mi corazón esa misma constancia en sufrir pacientemente todos los trabajos de esta miserable vida, la cual debo únicamente emplear en amar y servir a Dios, sin jamás ofenderlo, aunque sea a costa de mi sangre; pero no dejando de pediros constantemente la gracia especial que deseo alcanzar en este novenario. (Aquí se hace la petición).

Nueve Padrenuestros, Avemaría y Gloria, se termina con los Gozos.

Día Séptimo

Consideración

(La invocación como el primer día)
Oh, columna firmísima y sostén valiosísimo de la Iglesia naciente, amabilísimo Apóstol San Judas Tadeo, que a merced del sublime ministerio del Apostolado merecisteis del Divino Maestro y querido pariente, Jesucristo, el ser escogido para uno de los santos poderosos de su corte reino celestial, y por uno de los jueces destinados a juzgar con Él a la humanidad en el juicio final. Adoro por esto y vivamente agradezco su infinita beneficencia que os adornó de tan sublime gloria en premio de vuestros preclaros méritos. Os ruego que no seáis en ese día terrible, mi inexorable juez, sino mi poderoso abogado, prestándome benignamente vuestro poderosísimo y eficacísimo patrocinio a fin de que obtenga de la divina misericordia aquellas gracias, auxilio y luces suficientes para llevar una vida del todo conforme a la divina ley, a fin de que podáis, junto con Nuestro Señor Jesucristo, en el fin de los siglos, pronunciar en mi favor la faustísima sentencia de la eterna bienaventuranza, y cumpláis entonces el cargo de amorosísimo abogado y no de juez riguroso; y sea también efecto de vuestro patrocinio concederme la gracia especial por la cual os ruego. (Aquí se hace la petición).

Nueve Padrenuestros, Avemaría y Gloria, se termina con los Gozos.

Día Octavo

Consideración

(La invocación como el primer día)
Oh, astro fulgidísimo del Empíreo, glorioso Apóstol San Judas Tadeo, adoro y doy rendidas gracias a la Santísima e individua Trnidad, que habiéndoos colmado de tantos dones y maravillosas virtudes, y compadeciéndose por efecto de su infinita misericordia de la humanidad, entre tantos os escogió por abogado y protector en todas las adversidades y miserias las más graves y en los casos de éxito desesperado, queriendo por vuestro medio conceder aquellas gracias y auxilios que consuelan a los afligidos, animan a los oprimidos y fortalecen a los abandonados. Oh, Santo amabilísimo y piadoso protector mío, no desdeñéis de acogerme bajo vuestro eficaz patrocinio y libradme prontamente para mayor gloria de Dios de todos los encuentros funestos de esta miserable vida, así espirituales como temporales, y alcanzadme de la divina piedad la gracia especial que os pido con este novenario. (Aquí se hace la petición).

Nueve Padrenuestros, Avemaría y Gloria, se termina con los Gozos.

Día Noveno

Consideración

(La invocación como el primer día)
Oh, fiel observador de la divina voluntad, mi poderoso abogado San Judas Tadeo, al comtemplar la inmensa gloria de la cual el Soberano Dios ha coronado vuestros méritos, y aquellos inefables torrentes de felicidad con los cuales os ha embriagado en su seno como recompensa de vuestras virtudes, siento inundarse mi corazón de tanta alegría que no basta la lengua para expresar el concepto, ni la mente acierta a considerar debidamente el colmo de tantas delicias, de sempiternos contentos y de aquella invariable dicha de la que quedasteis enriquecido Eterno Remunerador en el sublime trono de gloria donde os encontráis sentado. Agradezco vivamente a la Santísima Trinidad por haberos constituído tan grande en el Cielo y tan poderoso en la tierra, y por esto, humilde y respetuoso me atrevo a inclinarme ante vuestra grandeza para tributaros mis sinceros obsequios y veneraros con devoto culto. No os olvidéis en tanto, tras la claridad de vuestra gloria, de derramar sobre las riquezas de vuestros dones y tesoros de vuestros excelsos favores. Tened presente en vuestro corazón, oh, poderosísimo protector mío, el único e importante negocio de mi eterna salvación, obteniéndome la gracia de detestar mis pasados errores y de enmendarme a fin de no cometerlos más adelante. Sed mi consuelo y adyuda en mis más difíciles negocios y desesperados casos, y especialmente... (Se hace la petición).

No dejéis de darme aliento y fuerza para proclamar vuestras inmortales alabanzas, vuestros excelsos méritos y el valioso y eficaz patrocinio en todas mis necesidades cerca de Dios, a fin de que todos acudan a refugiarse bajo Aquel, del cual asistidos y defendidos en esta vida y en nuestras más árduas pruebas confortados, y socorridos especialmente en el momento extremo de nuestra vida, lleguemos a gozar con Vos en la eterna bienaventuranza de aquella suma gloria, de la cual ahora, por siempre y por toda la eternidad, estáis investido.

Nueve Padrenuestros, Avemaría y Gloria, se termina con los Gozos.

jueves, 12 de abril de 2018

Oracion Por La Paz

Paz

Señor: Hazme un instrumento de tu paz: que donde quiera que haya odio, siembre amor; donde haya injuria, perdón; donde haya duda, fe; donde haya desesperación, esperanza; donde haya oscuridad, luz; donde haya tristeza, alegría.

Oh, Divino Maestro, concédeme que no busque ser consolado, sino consolar; que no busque ser comprendido, sino comprender; que no busque ser amado, sino amar; porque dando, recibo; perdonando es como tú me perdonas; y muriendo en Ti, nazco para la vida eterna. Amén.

San Francisco De Asís

martes, 10 de abril de 2018

Padrenuestro

Padrenuestro

(La oración que más le gusta a Dios porque la enseñó Jesucristo)

Padre nuestro que estás en el cielo, Santificado sea tu Nombre. Venga tu Reino, hágase tu Voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación, y líbranos del mal. Amén.

domingo, 8 de abril de 2018

Angel De Mi Guarda

Angel De La Guarda

Ángel de Mi Guarda de mi dulce compañía, no me desampares, ni de noche ni de día, hasta que me pongas en paz y alegría, con todos los santos, Jesús y María. Amén.

sábado, 7 de abril de 2018

El Credo - Catequesis

El Credo

 ¿Quién es Dios?

Dios es nuestro Padre que está en el cielo, creador y Dueño de todas las cosas, que premia a los buenos y castiga a los malos.

¿Quién es la Santísima Trinidad?

La Santísima Trinidad es el mismo Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo, tres personas distintas y un solo Dios Verdadero.

¿Por qué decimos que Dios es Señor y Dueño de todas las cosas?

Decimos que Dios es Señor y Dueño de todas las coas porque todo lo que existe le pertenece a Él, y Dios cuida y dirige todas las cosas con mucha sabiduría y gran bondad.

¿Dónde está Dios?

Dios está en el cielo, en la tierra y en todas partes.

¿Dios lo ve todo?

Sí, Dios lo ve todo: lo pasado, lo futuro y hasta los más ocultos pensamientos.

¿Quién es el Ángel de la Guarda?

El Ángel de la Guarda es un ángel bueno que Dios da a cada uno para que lo defienda de los ataques del demonio y le aconseje lo bueno que debe hacer y lo aparte del mal.

¿Para qué creo Dios a los seres humanos?

Dios creó a los seres humanos para que lo amemos y le obedezcamos en esta tierra y después seamos felices con Él en el cielo para siempre.

¿Los cristianos somos hijos de Dios?

Sí, los cristianos somos hijos adoptivos de Dios desde el dia en que recibimos el Santo Bautismo.

¿Para qué se hizo hombre el Hijo de Dios?

El Hijo de Dios se hizo hombre para salvarnos y para enseñarnos con su ejemplo y con sus palabras cómo debemos portarnos en la vida.

¿Quién es Jesucristo?

Jesucristo es la segunda persona de la Santísima Trinidad. El Hijo de Dios hecho hombre, que nació de la Virgen María.

¿Quién es la Virgen María?

La Virgen María es la Señora, llena de gracia y virtudes, concebida sin pecado original, Madre de Dios y Madre nuestra, que fue llevada al cielo en cuerpo y alma, y allá ruega cada día por nosotros.

¿Cómo nos salvó Jesucristo?

Jesucristo nos salvó trabajando por 30 años, enseñando tres años y luego sufriendo y muriendo en la cruz.

¿Para qué quiso Cristo padecer y morir en la cruz?

Jesucristo quiso padecer y morir en la cruz para obtenernos el perdón de los pecados y librarnos de la condenación eterna.

¿Dónde está Jesucristo?

Jesucristo después de su muerte resucitó y subió al cielo. Ahora estáa la derecha del Padre Celestial. Y está también  en cada hostia consagrada en el altar.

¿Qué prometió Jesucristo al subir al cielo?

Jesucristo al subir al cielo prometió que iba a enviar al Espíritu Santo que es la tercera persona de la Santísima Trinidad.

¿Para qué envió Jesucristo al Espíritu Santo?

Jesucristo envió al Espíritu Santo para hacer que nosotros seamos santos, y para que nos ilumine lo que debemos hacer, decir y dejar de hacer.

¿Qué es la Iglesia?

Iglesia es una reunión de personas que creen en Jesucristo.

¿Cuál es la mejor Iglesia?

La mejor Iglesia es la Católica, que tiene como jefe al Papa en Roma; al Obispo en la capital y al Párroco en el barrio o en el pueblo.

¿Cómo premia Dios a los hombres y castiga a los malos?

Dios a los buenos que mueren en gracia de Dios, los premia llevándoles al cielo a gozar para siempre. Y a los malos que mueren en pecado mortal los castiga mandándolos al infierno donde será el  llorar y el crujir de dientes.

viernes, 6 de abril de 2018

El Credo

Santisima Trinidad

Creo en Dios Padre Todopoderoso, creador del cielo y de la tierra.

Creo en Jesucristo su único Hijo, Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre, desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.

Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los Santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne, y la vida eterna. Amén

jueves, 5 de abril de 2018

Oracion A La Santisima Virgen Del Carmen

Santisima Virgen Del Carmen

Jesucristo, Hijo de la Santísima Virgen del Carmen; Virgen purísima que diste a luz al Salvador del mundo, ruega por mí a Dios Nuestro Señor, hermosa azucena, más bella que el sol y todas las maravillas.

Corona de los ángeles, de los serafines y de todos los mártires, ayudadme, cuidadme, fortalecedme, fuente de bondad, de gracia y de misericordia; templo y Sagrario de la Santísima Trinidad, muestra en mí las maravillas de tu preciosísimo Hijo para que me perdone y traiga a mi alma la verdadera penitencia y la lleve a su santísima gloria, cuando de esta vida salga. Amén.

Rezar una Salve a la Santísima Virgen y tres Credos a la Santísima Trinidad, diciendo: Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, por los tres dulces nombres de Jesús, María y José, líbranos de todo mal.